Dentro de poco tenemos el estreno de la segunda temporada de The Mandalorian, así que podemos aprovechar para hacer un repaso a los efectos visuales de la primera temporada, cuya característica más destacada es el uso de sets de rodaje virtuales.

ILM

Antes de nada hay que destacar que la mayor parte de The Mandalorian no se graba con croma sino con sets de rodaje virtuales, que se controlan por medio de Unreal engine para que el movimiento de la cámara quede natural. Esto permite que los reflejos en los personajes y la iluminación queden mucho más naturales. Podéis verlo en este vídeo:

Más del 50% de la primera temporada de The Mandalorian se filmó utilizando esta nueva metodología, eliminando por completo la necesidad de filmar en localizaciones. En cambio, los actores de The Mandalorian actuaron con una pared semicircular de 270 grados y 6 m de altura, un techo virtual y con un «escenario» de unos 23 m de diámetro, donde el atrezo y el decorado se combinó con extensiones digitales en las pantallas. La pantalla tiene 1,326 pantallas LED individuales con pixels de 2,84 mm.

Los entornos digitales 3D creados por ILM se reproducían de forma interactiva y podían ser editados en tiempo real durante el rodaje, lo que permite conseguir una perspectiva correcta, con entornos renderizados a alta resolución a través de sistemas con tecnología de GPU NVIDIA. Los entornos se iluminaron y renderizaron desde la perspectiva de la cámara para proporcionar un paralaje en tiempo real, como si la cámara realmente estuviera capturando el entorno físico con luz interactiva precisa sobre los actores y escenarios prácticos, lo que le permitió tomar decisiones creativas concretas para el trabajo basado en efectos visuales durante la fotografía y lograr composiciones en la cámara en tiempo real en el set.

La tecnología y el flujo de trabajo necesarios para hacer que la composición y los efectos en la cámara sean prácticos para su uso en el set combinaron el ingenio de socios como Golem Creations, Fuse, Lux Machina, Profile Studios y ARRI junto con la plataforma de producción cinematográfica virtual StageCraft de ILM y, en última instancia, la interactividad en tiempo real de la plataforma Unreal Engine.

Para Rogue One, ya se había construido una gran pantalla LED cilíndrica y se crearon todos los fondos de antemano para los aterrizajes de batalla espacial en Scarif, Jedha y Eadu y todas las secuencias de cabina para los X-Wing y U-Wing. En este momento, el sistema era una pared LED que se utilizaba como fuente principal de iluminación de los personajes y escenarios. Esos paneles LED tenían un paso de píxeles de 9 mm (la distancia entre los centros de los grupos de píxeles RGB en la pantalla). Desafortunadamente, con ese tamaño, rara vez podían alejarlo lo suficiente de la cámara para evitar el efecto muaré y hacer que la imagen pareciera trucada, por lo que se utilizó únicamente con fines de iluminación dinámica.

La tecnología que se usa en The Mandalorian se basa en la desarrollada para El Rey León y El libro de la selva.

Hybride Technologies

Hybride Technologies ha trabajado en los entornos y animaciones de The Mandalorian (y en otras películas recientes de Star Wars como The Force Awakens, Solo o The Rise of Skywalker).

En The Mandalorian, Hybrid se encargó de la animación del robot cazarrecompensas IG-11 (cuya voz original es la de Taika Waititi):

Los entornos se crearon a partir de los diseños del departamento artístico de Lucasfilm:

Image Engine

Image Engine contribuyó con efectos visuales a 441 tomas en múltiples episodios en la primera temporada de The Mandalorian. Este trabajo implicó vastos entornos digitales y extensiones de escenarios, así como trabajo de criaturas CG, incluidos droides y dobles digitales, entre otros efectos.

Pixomondo

Pixomondo es otra de las compañías que ha trabajado en los VFX de The Mandalorian y fueron los creadores de los blurrg (cuyo diseño ya salía en la película de los Ewoks), entre otras criaturas de la serie.

close